¿Por qué se tapan nuestros oídos?

Home/Actualidad auditiva, Discapacidad auditiva, Salud auditiva/¿Por qué se tapan nuestros oídos?

Hay veces que sin saber por qué sentimos que nuestros oídos se taponan. Es una sensación muy molesta y las causas de la obstrucción responden a diferentes factores externos e internos del oído. Cuando sintamos este malestar, es importante prestar atención, ya que puede afectar a nuestra audición y al equilibrio e, incluso, generar dolor y molestias.

Entre los motivos que se pueden dar, se encuentran: la acumulación de cerumen, el bloqueo en la trompa de Eustaquio, infecciones de los senos nasales, resfriados o alergias, grandes alturas y neuroma acústico o crecimiento benignos dentro del oído.

Nuestro aparato auditivo está directamente conectado con el respiratorio, por lo que nuestra garganta y la parte trasera de la nariz juegan un papel clave en cuanto a la calidad de nuestra audición. De esta forma, gracias a la trompas de Eustaquio el aire entra y sale como forma de equilibrio de la presión del oído medio. Si el equilibrio entre la presión atmosférica exterior e interior no es el mismo es posible que se produzca una molestia común conocida como Barotrauma y es por este motivo que cuando tenemos gripe o alergia sentimos los oídos tapados.

Cualquiera puede padecer obstrucción de oídos, pero generalmente los niños son más propensos especialmente cuando se encuentran resfriados o padecen una infección de los senos nasales.

Para intentar solucionar este malestar, hay diferentes remedios naturales. No obstante, si el dolor o las molestias persisten, es importante ponernos en manos de especialistas como los centros auditivos DOSHOYDOS®, referentes en salud auditiva y audífonos en Zaragoza. La prevención y el cuidado de nuestros oídos son esenciales para alcanzar el bienestar y una buena calidad de vida.

Remedios naturales

La maniobra de valsalva suele ser la más común cuando nos encontramos en situaciones de presión atmosférica. Para ello, hay que presionar las fosas nasales hasta cerrarlas completamente, tomar una bocanada de aire e intentar a continuación expulsarla por la nariz. Cuando sintamos un chasquido quiere decir que las trompas de Eustaquio se han vuelto a abrir.

Si buscamos ablandar la cera acumulada en el oído, otra posible solución es el aceite de oliva. En este sentido, hay que colocar unas gotas durante unos 10 minutos, dejar reposar con la cabeza inclinada y a continuación limpiar suavemente la cavidad. Es recomendable que no frotemos con fuerza, puesto que se trata de una zona muy delicada.

En el caso de tener congestión nasal, gripe o alergias, podemos utilizar el vapor. De esta forma, vertemos agua caliente en un recipiente y colocamos una toalla alrededor de la cabeza para aspirar el vapor. Este remedio nos ayudará a aliviar el malestar auditivo y a aflojar el moco acumulado.

Bostezar también nos puede ayudar a romper con esta sensación de malestar, ya que disminuimos la presión de aire en nuestros oídos para abrir las trompas de Eustaquio. Lo mismo suele ocurrir cuando masticamos chicle.

Hay veces que solemos pasar por alto este tipo de molestias, pero es importante prestar atención a determinadas señales porque, si no las tratamos de forma adecuada, podrían generar patologías que terminasen provocando la pérdida auditiva.

2020-10-22T21:53:02+00:00 11 Octubre, 2020|