¿Hay relación entre el vértigo y los problemas de audición?

Home/Actualidad auditiva, Discapacidad auditiva, Salud auditiva/¿Hay relación entre el vértigo y los problemas de audición?

El vértigo suele tener su causa en trastornos que se generan en el oído y en el cerebro y que terminan repercutiendo en nuestro equilibrio. Por eso, es importante que prestemos atención a nuestra salud auditiva, ya que algunas complicaciones en el oído interno pueden terminar conllevando déficit auditivo.

De esta forma, según indican los expertos, un alto porcentaje de las personas que padecen vértigo se debe a problemas relacionados con la audición. Una dolencia que lamentablemente nos impide hacer una vida con normalidad, ya que nos provoca inestabilidad y mareos que perjudican a nuestro bienestar.

Hay una serie de síntomas muy frecuentes que revelan que estamos sufriendo vértigos. Por ejemplo, uno muy común es sentir que nuestro cuarto está girando o que nuestro propio cuerpo está en movimiento. No obstante, también se dan otros síntomas como pueden ser: pitidos o zumbidos en los oídos (acúfenos o tinnitus), hipoacusia, mareos, pérdida de equilibrio, visión doble y dificultad para hablar, entro otros.

Causas

Ante sensaciones de este tipo, resulta clave que nos pongamos en manos de profesionales para valorar las causas que nos han llevado a esta situación. Como hemos indicado, una de las más frecuentes son las alteraciones en la conexión nerviosa del oído al cerebro o el mismo cerebro, pero también se dan otras causas como pueden ser por ejemplo los mareos.

Los mareos suelen aparecer en personas que tienen un oído interno muy sensible a movimientos súbitos. Además, existen otras causas que generan vértigo como son las infecciones víricas (otitis) en el oído interno, la enfermedad de Ménière, una regulación anormal de la presión arterial o trastornos neurológicos.

La enfermedad de Ménière es un trastorno que genera crisis de vértigo en momentos puntuales y de forma repentina. Normalmente, esta enfermedad está acompañada de acúfenos o tinnitus (zumbido en los oídos), pérdida de audición, hipoacusia o náuseas.

Tipos de vértigo

Según indican los expertos, el vértigo se puede clasificar en dos categorías. Por un lado, nos podemos encontrar ante un vértigo periférico, el cual es el más común y tiene su origen en el oído interno. Normalmente, tiende a relacionarse con la pérdida auditiva o presión en los oídos. Y, por otro lado, existe lo que se conoce como el vértigo central, que está más vinculado a una alteración de los mecanismo neurológicos del sistema vestibular. Síntomas comunes suelen ser la inestabilidad, la visión doble o los fuertes dolores de cabeza.

En función de la edad, las causas por las que aparece el vértigo son cambiantes. Por eso, desde Doshoydos, centro auditivo de referencia en audífonos Zaragoza, siempre se recomienda revisiones periódicas tanto para mayores como para los más pequeños, ya que nuestros oídos son un órgano clave en el desarrollo de nuestra calidad de vida. Resulta esencial que cuidemos y prestemos atención a nuestra audición para evitar problemas mayores que se pueden generar por el paso del tiempo.

2020-09-27T03:03:39+00:00 19 Septiembre, 2020|