Tipologías de problemas auditivos

Home/Discapacidad auditiva/Tipologías de problemas auditivos

Cuando nuestra audición sufre algún deterioro y perdemos capacidad de oír, la relación con los nuestros y con nuestro entorno también se deteriora.
Nos comunicamos y nos relacionamos gracias a la audición. Mantener una conversación, escuchar la televisión o la radio, hablar por el móvil, alertarnos ante el claxon de un vehículo, etc son momentos de nuestro día a día que vivimos a través de la audición y si este sentido falla perdemos, también, una parte de nuestra vida.

El cuidado de la salud auditiva es el mejor método para evitar que desconectemos de nuestro entorno. Conocer qué afecciones podemos padecer y estar atentos ante cualquier síntoma puede ayudarnos a prevenir posibles daños.

La pérdida auditiva, la afección más común

La discapacidad auditiva viene causada por cualquier alteración en nuestra audición y es una condición más habitual de lo que podemos imaginar.
Entre las afecciones más comunes, como pueden ser la sensación de oídos taponados o el síndrome de Ménière, la pérdida auditiva es sin dudas la dolencia que más se repite entre la población, especialmente entre los mayores de 55 años.

Las pérdidas auditivas pueden ser fundamentalmente de tres tipos:

  • Conductiva. Es la más común de las tres. Se produce cuando el sonido no llega de manera efectiva desde oído externo al oído interno y por tanto la información no llega de manera correcta al cerebro.
  • Neurosensorial. Ocurre cuando el daño está localizado en las células del oído interno e impide que el afectado pueda escuchar sonidos leves.
  • Mixta. Es una combinación de las dos anteriores y se cataloga como la pérdida más grave ya que aúna las deficiencias de la pérdida conductiva y de la neurosensorial.

Las causas de la pérdida auditiva son muy variadas, pueden tener origen genético, sobrevenir por causas ambientales, enfermedades o simplemente por el envejecimiento de nuestro organismo con el paso de los años. En el caso de detectar alguna pérdida lo más importante es acudir, de forma inmediata, a un centro especializado en salud auditiva para ponernos en manos profesionales.

Síntomas y cómo tratarlos

Detectar la pérdida auditiva es el primer paso para ponerle solución y mejorar nuestra audición. Es habitual que nosotros mismos no nos demos cuenta de estar sufriendo pérdidas auditivas y sea nuestro entorno quien perciba un cambio en nosotros.

Los síntomas más habituales son:

  • La dificultad para seguir una conversación en ambientes ruidosos.
  • Oír demasiado alta la televisión o la radio.
  • Pedir continuamente que nos repitan frases o palabras de una conversación.
  • No darnos cuenta de que están llamando al timbre o al teléfono.

Si nos hemos visto reflejados en los anteriores síntomas debemos acudir a un centro auditivo especializado para que nos realicen un test auditivo.

DOSHOYDOS®, es el centro auditivo de referencia en Zaragoza. Con más de 20 años de experiencia cuidando nuestra audición, son expertos en calidad auditiva y trabajan de forma individualizada con cada usuario.

En DOSHOYDOS® nos realizarán mediciones externas con aparatología de última tecnología para valorar el alcance de la pérdida auditiva. Tras este primer diagnóstico trabajarán de forma personalizada con nosotros para conseguir los mejores resultados posibles. Además, disponen de las mejores marcas de audífonos en el mercado para garantizar la calidad y el cuidado de nuestra salud auditiva.

¿Notas que estás perdiendo audición? ¿Visitas con frecuencia tu centro auditivo?

2018-06-08T10:53:42+00:00 8 Junio, 2018|Categories: Discapacidad auditiva|