Experiencia de FJ Manuel Díaz, 63 años

Experiencia de FJ Manuel Díaz, 63 años 2018-04-06T11:19:11+00:00

Soy usuario de audífonos desde hace ya bastantes años. Hasta ahora he ido usando los que el mercado ofrecía con mejores o peores resultados.

Últimamente no acababa de estar satisfecho, la audición no era todo lo limpia que podría esperarse, había dificultades a la hora de entender las conversaciones, escuchar la tele, hablar con el móvil…

Entonces tuve noticia de que se había abierto un nuevo centro: DOSHOYDOS®, totalmente independiente, no franquicia, regentado por una gran profesional con muchos años de experiencia en todas las áreas relacionadas con la audición, y allí me encaminé.

Explicada la situación y analizados los audífonos que en ese momento usaba se pasó a realizar las pruebas audiométricas y audiológicas; Minuciosas y exhaustivas, sin escatimar tiempo y, en función de ellas, se escogió y programó la pareja de audífonos más adecuados a mis necesidades.

El periodo de adaptación fue corto y tranquilo al ser usuario de audífonos, y además, estos modelos son de una adaptabilidad muy fácil y rápida.

Las sensaciones de audición ya fueron muy positivas desde el momento de la colocación de los audífonos y así continuaron a lo largo de los siguientes días:

  • Sonoridad muy “limpia”, clara, las voces, las palabras, entendidas con “todas sus letras”; La música, en toda su gama, sin eliminación de las notas muy altas o muy bajas.
  • Sonido auténticamente “real”: Una puerta al abrir o cerrar suena a eso, a puerta que se abre o cierra; El tecleo sobre el ordenador, la algarabía de los pájaros…
  • La dirección de donde procede el sonido hace que vuelvas la cabeza hacia el lado correcto, evitando ese despiste, sobre todo en situaciones de tráfico, obras en la calle, llamadas…
  • La disminución del ruido o sonidos de fondo al estar en conversación en ambientes públicos, reuniones familiares, grupos de trabajo… que hace entendible la conversación.

Pero todo esto, con ser lo fundamental y exigible, no es lo único que encontré. Hay mucho más, y más sorpresivo si cabe.

Me explico:

Todos los usuarios de audífonos tenemos no muy buenas experiencias a la hora de oír la tele, el móvil, el ordenador…

Pues lo sorprendente es que con un pequeño mando (no más grande que un mechero) puedes programar cualquiera de estos aparatos y todos ellos para, con un simple clic, recibir la señal directamente en los audífonos, con la nitidez y claridad que puedes imaginar, sin interferencias externas y con un radio de acción de varios metros.

De modo que puedes estar escuchando tu programa favorito en el ordenador y realizar cualquier tarea por la casa, por el taller, despacho…

Puedes pasear, correr… oyendo música desde tu móvil sin necesidad de auriculares.

Y, en todos los casos, sabiendo que no te quedarás aislado porque puedes oír los sonidos externos evitando posibles situaciones de peligro. (También tienes la opción de silenciar los sonidos externos).

También este mando te permite adaptar el volumen del sonido recibido en función de los ambientes en que te estés moviendo en cada momento.

Además las programaciones son sencillísimas, siguiendo los pasos del manual.

Más todavía, los propios audífonos tienen la posibilidad de ser adaptados, también con un simple clic, a situaciones un tanto especiales como puede ser un viaje en avión o un espectáculo teatral, cinematográfico, musical…

En cuanto al control, seguimiento, periodo de adaptación… todo está contemplado: Recibes tu cartilla de datos personal en la que se van haciendo las anotaciones pertinentes, fechas de citas, de control…

Por todo ello es por lo que considero que el encuentro con DOSHOYDOS® ha sido AFORTUNADO.