Cómo se realiza una audiometría personalizada

Home/Tratamientos auditivos/Cómo se realiza una audiometría personalizada

La pérdida auditiva es un trastorno muy habitual que afecta a un amplio sector de la población. A nivel global, un 5% de la población mundial padece algún tipo de disminución en su capacidad auditiva y solo en España, los expertos, hablan de 3 millones de españoles con pérdidas de audición.

En otras ocasiones hemos hablado de qué puede provocar la pérdida de audición: la exposición continuada al exceso de ruido, algunas enfermedades del oído o, la más común de las causas, el desgaste que se produce por la edad.

En el siguiente artículo hablaremos que cómo saber en qué estado se encuentra nuestra audición y qué prueba auditiva podemos realizarnos para determinar si sufrimos alguna pérdida auditiva.

 

Qué es una audiometría y cómo se realiza

Lo mejor que podemos hacer para proteger nuestra audición y mantener nuestra calidad de vida es tomar conciencia sobre la importancia que la prevención tiene a la hora de evitarnos sustos innecesarios.

Acudir a un centro de salud auditiva de confianza para que nos realicen test auditivos, con regularidad, nos permitirá conocer el estado de nuestros oídos y prevenir posibles trastornos. La audiometría es una prueba indolora que mide nuestra capacidad auditiva y permite la detección de posibles pérdidas de audición.

Nuestro cerebro traduce las ondas sonoras en sonidos para que podamos oír. Éstas llegan por vía aérea a través del oído interno y por vía ósea a través de los huesos que se encuentran detrás del oído. La audiometría, mide la capacidad de nuestro oído para conducir el sonido de ambas formas.

El examen por vía aérea se realiza dentro de una cabina insonorizada aplicando sonidos de diferentes niveles en uno y otro oído de forma alterna. Con esta sencilla prueba es posible determinar el umbral de audición del usuario.

La medición ósea se realiza a través de un objeto vibrante que se coloca en la parte trasera del pabellón auditivo, sobre el hueso mastoideo. Así, se comprueba si las ondas sonoras llegan de forma correcta al cerebro a través  de los huesos.

Finalmente, es posible realizar también una audiometría verbal, es decir, la reproducción de frases o palabras y medir la capacidad para entender el lenguaje oral y señalar el umbral de molestia.

La audiometría, es una prueba segura y de total confianza que como indicábamos anteriormente no provoca ningún dolor en el usuario. Es sencilla, pero debe ser realizada por profesionales. Una audiometría realizada de forma incorrecta puede dar como resultado mediciones erróneas que no resuelvan nuestras dudas.

Para medir nuestros niveles de audición con todas las garantías lo más recomendable es acudir a un centro especializado como DOSHOYDOS®,  quienes cuentan con más de 20 años de experiencia en el cuidado de la salud auditiva.

 

La tecnología una aliada en la prevención

En DOSHOYDOS® realizan una labor continuada de sensibilización y concienciación sobre la importancia de cuidar nuestra salud auditiva y mantener unas pautas de vida saludables que nos ayuden a conservar nuestra audición, en perfectas condiciones, el mayor tiempo posible.

Un equipo profesional, con amplia experiencia y trato inmejorable, trabajan para garantizar la calidad auditiva de los usuarios. Estudian cada caso de forma personalizada para desarrollar un tratamiento a medida que mejore su calidad de vida y su día a día lo más posible.

Además, en DOSHOYDOS® disponen de la última tecnología en aparatos de medición lo que permite llevar a cabo un diagnóstico rápido y certero. Medir meticulosamente nuestra capacidad de audición y diseñar tratamientos individualizados.

 

¿Acudes regularmente a tu centro auditivo para realizar pruebas de audición? ¿Cómo previenes las pérdidas de audición en tu día a día?

 

2018-09-28T10:56:46+00:00 12 Abril, 2018|Categories: Tratamientos auditivos|