Cómo limpiar los oídos correctamente

Home/Salud auditiva/Cómo limpiar los oídos correctamente

El sentido del oído tiene un papel fundamental en nuestro día a día, ayudándonos a percibir los sonidos de nuestro entorno y, por consiguiente, a relacionarnos con todo lo que nos rodea. Por ello, la correcta limpieza de nuestros oídos cobra especial relevancia, especialmente para evitar la acumulación de cerumen que, en ocasiones, puede llegar a provocar taponamientos, infecciones e incluso pérdida de audición. Así, hoy os contamos cómo limpiar los oídos correctamente.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta sustancia que producen las glándulas dentro del oído, el cerumen, tiene varias funciones que nos reporta grandes beneficios. Algunos de ellos son el mantenimiento limpio y saludable de los oídos o la prevención de la sequedad y agrietamiento de las líneas que recubren los canales auditivos.

Además, nuestros canales auditivos, conforme hablamos o masticamos, son capaces de limpiarse a sí mismos, es decir, tienen un sistema de autolimpieza. Porque, de hecho, el cerumen no es el que causa problemas, sino como hemos dicho anteriormente, el exceso del mismo y el consiguiente bloqueo del oído.

El error que se comete a la hora de pensar en cómo limpiar los oídos, en mayor medida, es utilizar métodos o instrumentos poco apropiados, destacando el uso de bastoncillos de algodón. Aunque muchos piensen que son prácticos, pueden convertirse en un gran enemigo ocasionando problemas como:

  • La penetración de la cera a más profundidad en el conducto auditiva.
  • Alteración del pH del conducto auditivo.
  • Pérdida de los mecanismos de defensa para luchar contra agentes infecciosos.
  • Creación de tapones de cerumen que dificultan la audición.

Entonces, ¿cómo limpiar los oídos? ¡Sigue leyendo!

Cómo limpiar los oídos

Existen algunos métodos con los que podemos mantener una correcta higiene de nuestros oídos en casa sin causar riesgos para ellos. Principalmente, el método más recomendado es el siguiente:

Paño suave

La utilización de un paño suave para la limpieza de los oídos es una de las mejores opciones. Como hemos dicho, el oído interno tiene un mecanismo de autolimpieza, por lo que no es necesario eliminar la totalidad de la cera. Así, con este material suave y húmedo es suficiente para quitar los excesos.

Cada cuánto debemos limpiar nuestros oídos

Lo más recomendable es realizar la limpieza del conducto auditivo 2 ó 3 veces por semana utilizando como hemos dicho anteriormente, con un paño húmedo o en su defecto, una gasa. En el caso que el oído segregue mucha cera se utilizarán otros métodos recomedados por un especialista.

Doshoydos, especialista en cuidar de su salud auditiva

Como podemos comprobar, para evitar infecciones, taponamientos o pérdida de audición debemos aprender a limpiar nuestros oídos correctamente. Aunque si nos encontramos ante un problema que no somos capaces de controlar con nuestros medios es importante acudir a un profesional. En DoshoyDos encontrarás verdaderos expertos en audición con los que recibirás un tratamiento adecuado para asegurar una óptima salud auditiva a lo largo de toda tu vida.

2019-07-19T09:49:11+00:00 19 Julio, 2019|Categories: Salud auditiva|