¿Cómo se pierde capacidad auditiva?

Home/Salud auditiva/¿Cómo se pierde capacidad auditiva?

La pérdida de la audición puede ser debida a diferentes motivos o factores, y el nivel de hipoacusia también varía según la persona a la que afecte y el motivo por el que se produzca. Hoy os explicamos los motivos más frecuentes de pérdida auditiva en las personas y de qué manera afectan al órgano del oído.

Causas de la pérdida auditiva

Las causas más habituales que provocan hipoacusia son la edad, la exposición a ruidos elevados, las infecciones en el oído y los factores hereditarios.

Edad

La pérdida de la audición relacionada con la edad tiene nombre propio y se conoce como presbiacusia. Se manifiesta en las personas, poco a poco, conforme van envejeciendo. Se trata de algo muy habitual en la población, y suele empezar a producirse a partir de los 50 años, aunque es desde los 65 años cuando más evidente se hace este problema.

La mayoría de las de edad avanzada con pérdida de audición tienen una combinación de pérdida de audición relacionada con la edad (incrementada por problemas médicos como la presión arterial alta o la diabetes, más comunes en las personas mayores) y pérdida de audición inducida por el ruido.

Ruidos

Una exposición prolongada a ruidos elevados puede causar hipoacusia o pérdida de la audición. Como decíamos, muchas veces las personas, con el paso de los años, acumulan las consecuencias de los sonidos fuertes en sus oídos, combinadas con las consecuencias del envejecimiento.

Infecciones y enfermedades del oído

Diferentes virus y bacterias pueden dañar el oído, como por ejemplo las otitis. Hay que poner especial atención en las infecciones del oído que padecen niños y mayores, pues son los más vulnerables a este tipo de enfermedades. Para saber más sobre este tema podéis acceder a este otro artículo en el que os hablábamos de las enfermedades que pueden causar hipoacusia.

Además, existe una enfermedad llamada sordera súbita que provoca la pérdida total de audición, normalmente en un solo oído, de manera repentina y cuya explicación es difícil de encontrar. Sin embargo, a veces hay síntomas previos como zumbidos en el oído o infecciones que pueden anticipar la sordera súbita o incluso provocarla. Si notas algún síntomas de pérdida de audición, lo mejor es que acudas a un especialista en salud auditiva para identificar el foco del problema.

Factores hereditarios

Además, existe un gen específico que provoca hipoacusia. Concretamente, el gen conexina-26, que puede transmitirse genéticamente y causar problemas auditivos en generaciones futuras.

En DOSHOYDOS® te ayudamos a saber cómo prevenir la hipoacusia

No escuchar con nitidez puede provocar, además de los problemas obvios de salud, dificultades para relacionarse con la sociedad. Por ello, es importante cuidar la salud auditiva y someterse de manera periódica a pruebas de audición y exámenes auditivos. En Doshoydos somos expertos en salud auditiva y trabajamos para lograr el bienestar de las personas. Por ello, llevamos a cabo pruebas auditivas para identificar posibles problemas en el oído y ayudamos a mejorar la educación auditiva de nuestros usuarios.

2019-01-31T14:17:17+00:00 31 Enero, 2019|Categories: Salud auditiva|