La audición, un sentido clave para el bienestar

Home/Salud auditiva/La audición, un sentido clave para el bienestar

La audición es un sentido clave para nuestro bienestar y poder desarrollarnos de forma satisfactoria. Así, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el mayor impacto que tiene la pérdida del oído es la reducción de la capacidad de comunicarse con los demás. Los niños con problemas de oído hablan más tarde y suelen tener dificultades en los estudios. En los adultos provoca el aislamiento y la introversión”.

Si bien la discapacidad auditiva se define ante niveles graves de pérdida del sentido del oído, los problemas generales de audición pueden comenzar con molestias, pequeñas pérdidas y cierta sintomatología que nos lleva a prevenir problemas mayores. Por eso, la OMS insiste en la importancia de la prevención. Para ello, se recomienda:

  1. Campañas de vacunación contra las enfermedades infecciosas infantiles.
  2. Tratamiento precoz de las enfermedades infecciosas en los adultos.
  3. Evitar el consumo de medicamentos tóxicos para los oídos.
  4. Disminución del tiempo de exposición al ruido y regulación del volumen a niveles lo más bajos posibles.

Síntomas

La dificultad para escuchar a la gente en un restaurante ruidoso se denomina presbiacusia. Se desarrolla de manera gradual, provocada por degeneración y muerte de las células ciliadas, que son las encargadas de traducir las vibraciones de sonido en señales cerebrales. Estas células no se pueden reparar, así que la prevención para que no se vaya a más es fundamental: hay que limitar la exposición a ruidos fuertes, sobre todo con dispositivos electrónicos.

Resulta muy común la sensación de tener los oídos taponados de manera constate. Y lo están, se trata de un taponamiento de la trompa de eustaquio. Se produce por exceso de mucosidad o por acumulación de cera. Además de sentir los oídos tapados y la audición amortiguada, puedes experimentar dolor o pitidos, e incluso falta de equilibro. La solución pasa por ir al médico o enfermero para comenzar un tratamiento de descongestivos y, en caso de necesitarlo, retirar la cera con un sencillo mecanismo de succión.

Con la edad, uno de los problemas más llamativos es el de la pérdida súbita de audición. En la mayoría de los casos lo ocasiona una inflamación por infección a causa de un virus. Hay que tratarlo inmediatamente, acudiendo dentro de las 72 horas al especialista para bajar la inflamación. Pero no pocas veces se debe a un alto y prolongado consumo de medicación como la aspirina, los antibióticos, los medicamentos quimioterapéuticos y los diuréticos. Requiere acudir al especialista para que efectúe una valoración.

Otro de los problemas más comunes es el tinnitus. Algunas veces es un silbido, otras un pitido, ruido de fondo constante, un zumbido e incluso sonido de campanillas. La exposición al ruido fuerte es la causa principal, pero muchas veces es provocado por traumas craneales, enfermedades, medicación. El tratamiento tiene dos vertientes: una el tratamiento con audífonos especializados y otra, más terapéutica, con prácticas para ayudar al paciente a vivir con la molestia y reducir su impacto negativo en el bienestar diario.

2019-12-17T18:51:29+00:00 17 Diciembre, 2019|Categories: Salud auditiva|